No dar de comer a María Herreros

María Herreros no soporta bien la presión del encierro. Cuando de pequeña se enfadaba y se encerraba en el cuarto de baño, su hermana tenía que acudir al rescate y meterle lonchas de queso por debajo de la puerta para que no muriera de inanición. Todo esto sucedía cinco minutos después de haber cerrado la puerta, cuando María ya se sentía “más desfallecida que Ghandi”. … Continúa leyendo No dar de comer a María Herreros