Vinz Feel Free

Todos los pájaros de Vinz Feel Free

Cuando empezamos, empezamos a la vez. Tenemos la misma edad. Vivimos en el mismo mundo, en el mismo barrio. Pero Vinz Feel Free tiene una capacidad satírica que ni yo, ni casi nadie que conozca alcanza. Él tiene el asombroso poder de salir de la marabunta mediática, social, económica y política que nos asfixia sin que seamos siquiera conscientes, de elevarse por encima de ella y reírse en su puñetera cara. Y eso es sano, muy sano. Y, sobre todo, liberador.

Lo primero que vimos de Vinz fueron sus intervenciones en muros abandonados del barrio de Ruzafa. Grandes imágenes de cuerpos desnudos con cabezas de pájaro pintadas empezaron a brotar por cada rincón allá por 2011. Como todo arte urbano, las piezas de Vinz se vieron sometidas al juicio de su público. Casi siempre la mojigatería ganaba la batalla y sus obras eran “censuradas” por los propios espectadores: penes arrancados, pezones tapados con spray, pubis ausentes… Qué rabia, pensaba entonces, la gente no comprende que esto es un regalo y que lo verdaderamente escandalizador es lo que rodea al cuerpo humano, no el cuerpo humano en sí. Pero Vinz sonreía: lo verdaderamente hermoso del arte es que provoque reacciones. Como siempre, un nivel por encima.

El valenciano, de las calles pasó a las galerías. Pero sin dejar las calles, porque allí donde va, el artista interviene muros. Exposiciones individuales como ‘Rules of etiquette‘ en Andenken (Amsterdam, 2012), ‘Batalla’ en la  galería Vinz en Jonathan LeVine de Nueva York (2012), ‘Usual Misdeeds‘ en la galería Inoperable (Austria, 2012) supusieron la llave que abrió la puerta a su reconocimiento internacional. En 2014 expuso ‘Resistencia‘, en la C.A.V.E Gallery de Los Ángeles, participó en la Miami Art Basel, y este año ha expuesto en el Centro de Arte Contemporáneo de Perpignan. Un libro: ‘Vinz Feel Free’, editado por Wooster Collective. Colaboraciones callejeras con la artista Hyuro, con el fotógrafo Mario Testino para la revista Vogue o con el también fotógrafo Txema Rodríguez, son sólo una parte de la carrera de Vinz en la difusión de su proyecto de libertad. Le pregunto por sus proyectos: “secretos siempre”, me dice.

Animales extraídos de diferentes culturas y mitologías que se convierten en personajes para representar una sociedad del siglo XXI que es de todo menos libre. Consumo (peces en bañador), poder (ranas de traje), represión (lagartos con uniforme policial), resistencia (minotauro, humano con cabeza de toro) y, por encima de todo, pájaros desnudos: los seres libres. Referentes del arte clásico en los títulos de sus obras, mezcla de elementos contemporáneos sacados de la publicidad o del universo de consumo, cada pieza de Vinz es a la vez alegoría y reivindicación. Cuenta historias que pretenden denunciar, pero que, además de eso, consiguen enternecer, enervar, indignarnos contra el sistema establecido. Consiguen que nos sintamos libres.

En Gnomo tenemos la grandísima suerte de tener una de nuestras paredes intervenidas por Vinz Feel Free. Fue un regalo del autor por nuestro primer aniversario. Además, fue el mural más grande hasta la fecha y el que hizo más tranquilo, sin miedo a que viniera la policía y tener que salir corriendo en cualquier momento. Un recordatorio constante de la necesidad de no dejarnos vencer por el miedo. Y de que tenemos gente cerca que hace grandes cosas.

___

¿Buscas prints de Vinz Feel Free?

www.gnomo.eu/vinzfeelfree

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s