macetas Boskke invertidas al revés bocabajo Sky Planter

Botanical fever

¿Sabéis esa canción de los meses del año? “En enero se enciende el brasero, y sigue encendido en febrero. En marzo sembramos el jardín, ¡y salen las flores en abril!” Pues nosotros, fieles al cancionero popular, nos hemos puesto manos a la obra y nos ha entrado un furorazo botánico de mucho cuidado.

Empezamos por los básicos: una maceta de metal esmaltado en tonos naranjas y beige. La diseñadora Orla Kiely es inglesa y muy fan del diseño icónico con aires retros. Es la maceta ideal tanto para el modernito como para su abuela. Su tamaño es perfecto para decorar la repisa de tu ventana con una planta o la encimera de tu cocina con hierbas aromáticas. Por supuesto, incluye el platito para que todo esté siempre impoluto. Nosotros hemos jugado a dos bandas con esta maceta: un cactus en una y una cinta en la otra. ¡El efecto de las dos juntas es encantador!

Y de la repisa pasamos directamente a las paredes. Porque, ¿quién dijo que las plantas sólo pueden estar en superficies convencionales? Nosotros lo que realmente queremos es que nuestras casas huelan a bosque, a naturaleza, que el oxígeno fluya y el verdor nos envuelva. Por eso estamos encantados con estas piezas de la nueva colección de Umbra. Las macetas de pared Trigg se nos presentan en dos tamaños: grande y pequeño. ¡Pero en el pequeño vienen dos! Si juntas las tres, puedes hacer combinaciones espectaculares fusionando geometría, porcelana, el dorado del soporte y el verde de tus plantas. Nosotros estamos dándole vueltas al aloe vera y a las crasas enanas como firmes candidatas.

Y seguimos con Umbra, que este año se ha lucido. Estantería Y maceta. Todo. Sí señor, viva la polifunción. El diseño de la estantería Cubist es exquisito, discreto, elegante, fresco y clásico. Madera y plantas. Dos elementos que, por razones obvias, lucen genial juntos y acercan cualquier interiorismo a la perfección a grandes zancadas. Para ésta, lo mismo: crasas, cactus, o incluso estamos planteándonos una hiedra que la cubra así a lo salvaje.

Las Boskke. ¿Qué decir de ellas que no se haya dicho ya? Todo un clásico gnomero, las macetas invertidas de Boskke hacen cambiemos radicalmente nuestra perspectiva sobre la jardinería. Se riegan por arriba, crecen por abajo y quedan espectaculares. Para ellas, el clásico poto o la planta del dinero van como anillo al dedo. ¡Y más fáciles de cuidar imposible!

Por último, si lo tuyo no es lo verde, siempre puedes darle alegría a tus paredes con ésta lámina de María Herreros. Audrey Hepburn rodeada de flores, flores, y más flores. Que si acercas la nariz, hasta las hueles. Sea como sea, disfruta de la primavera…

… o muere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s