Teléfono

El teletrófono

Si la mujer de Antonio Meucci estuviera viva y tuviera whatsapp, seguramente crearía un grupo para decirnos a todos lo siguiente: “No fue Bell, fue mi marido. Y lo hizo por amor”. Estaría muy indignada. Con razón.
A pesar de la creencia popular, el carotas de Graham Bell no inventó el teléfono, sólo lo patentó en 1876 porque tenía dinero y la cara más dura que el cemento armado. El verdadero héroe de la historia de las telecomunicaciones se llamaba Antonio e inventó el teletrófono en 1857 para comunicar su despacho con la habitación de su esposa (en el piso de arriba), ya que la buena mujer tenía reúma y no podía moverse demasiado bien. Ignoramos la naturaleza de sus conversaciones, pero nos gusta pensar que eran un poco subidas de tono.

http://gnomo.eu/products/telefono-746-azul-petroleo

Como amantes enfervorecidos de lo analógico, en Gnomo creemos que todos deberíamos tener línea fija en casa. ¿Por qué? Nuestros motivos son variados y muy objetivos. En primer lugar está la ilusión de la incógnita: ¿quién será? Levantar el teléfono sin identificador de llamada y sorprenderte cada vez. No importa que sea la pesada de tu tía, el auricular se coge siempre con energía y una punzada de emoción en el estómago. Por supuesto, la noticia de que tu mejor amiga se casa se digiere mucho mejor a través de la línea del teléfono fijo, a ser posible tumbada en la cama y con las piernas en alto, que mediante un mensaje por whatsapp. ¿Y qué hay de colgar? No hay cosa que deje más a gusto el cuerpo y el alma que un buen cuelgue con golpe del auricular. El botón del móvil no desahoga: no puede apretarse tan fuerte y tu jefe no nota tu ira.

También está, claro, la estética. Los teléfonos se han convertido en un práctico objeto de decoración. Modelos y colores para todos los gustos proporcionan a tu salón o a tu despacho un aire retro para nada en vano. Pensemos que, cuando todo lo demás falla, está el teléfono. Da igual que se te estropee el ADSL y se vaya la luz: ahí está él para sacarte de más de un apuro (o rescatarte del aburrimiento).
La tecnología telefónica viene de EE.UU., pero los teléfonos más hermosos pueden encontrarse a ambos lados del Atlántico. Hemos seleccionado unos cuantos que harán realidad los sueños analógicos de más de uno.

http://gnomo.eu/products/telefono-746-gris-cemento

La historia del teléfono 746 es bastante curiosa. Cuando la General Post Office (la Telefónica inglesa) retiró el modelo de teléfono 706, los ingleses se quedaron bastante descontentos. No les gustaba el nuevo, querían el teléfono precioso y redondito. Ante el clamor popular, la GPO se vio obligada reeditarlo y así surgió en 1967 el modelo que nos ocupa: el precioso 746 se convirtió en el símbolo internacional del teléfono y sigue siendo, aún hoy, el paradigma de la belleza de la telefonía fija. Esta recreación actual ha respetado fielmente el diseño original, conservando incluso el disco de marcación con los botones incrustados. Aunque, afortunadamente, ha cambiado la marcación por pulsos (la ruedecita) por la de tonos (botones) para que resulte más cómodo y puedas contestarles a las máquinas infernales que te obligan a marcar un dígito según la opción que quieras escoger. Además, han incorporado nuevas y vibrantes combinaciones de colores como ésta en azul petróleo, ésta en rojo y crema y ésta en gris y naranja.

http://gnomo.eu/products/telefono-trim-menta

El teléfono Trim (Tone Ringer Illuminated Model) tiene las líneas retrofuturistas tan características de los 70. Un teléfono compacto y original que se presentó a la sociedad como “el teléfono del futuro”. Fue el primer teléfono que cambió la campana por un timbre electrónico. Al principio, el marcador estaba iluminado gracias a un tubo de cristal (Betalight), pero esta característica se desechó poco después debido a que los usuarios andaban algo preocupados porque el tubo de cristal contenía gas radioactivo. Vaya con los ingleses, menudos tiquismiquis. Además, el alquiler de este modelo de teléfonos a la Post Office salía más caro. ¿El motivo? Pues que era más guay.

http://gnomo.eu/products/telefono-princess-crema

Y llegamos a las princesas y con ellas volvemos, paradójicamente, a Estados Unidos. El teléfono Princess fue presentado en 1959 por la Bell System (la Telefónica estadounidense). Fue el primer teléfono dirigido esencialmente a las mujeres. Estaba diseñado para poder colocarse cómodamente en el dormitorio gracias a su pequeño tamaño y se fabricó en una gran variedad de colorines que casaban con el gusto de las féminas americanas del momento. Al igual que el teléfono Trim, el Princess también se iluminaba, aunque para ello necesitaba un transformador externo (los americanos no se la jugaban con la radiactividad en su propio terreno).

Suenan bien, son hemosos, útiles y no necesitan cobertura. Además, probablemente ya estés pagando una línea fija aunque no la tengas conectada. Y las llamadas nacionales entre fijos son gratuitas. ¿No sería genial que, además de todas sus ventajas, nos ayudaran a ahorrar? Pues hecho.

Y ahora, si nos disculpáis, tenemos algunas llamadas que hacer.

___

¿Te flipan los teléfonos? Echa un vistazo:

www.gnomo.eu/telefonos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s